Etapas del modelo de cambio de Prochaska y Diclemente

Precontemplación: El fumador no está pensando seriamente en dejar de fumar de inmediato, no ve su conducta adictiva de fumar como un problema y no tiene ningún deseo de cambiarla, al menos en un futuro próximo, habitualmente definido como los próximos 6 meses. Aproximadamente el 35% de los fumadores se encuentran en esta etapa(13,138).

Contemplación: El fumador empieza a ser consciente de que existe un problema y empieza a no sentirse a gusto con su conducta sdictiva. En esta etapa, el fumador está pensando seriamente en dejar el cigarrillo (a lo largo de los próximos 6 meses), pero todavía no pone en marcha ningún paso para hacerlo. No se siente lo suficientemente preparado como para hacer un intento serio. Esta persona puede decir: “Si, estoy listo para dejar de fumar, pero la tensión en el trabajo es demasiada y no quiero aumentar de peso” o “no estoy seguro de poder hacerlo”. En esta etapa se encuentran el 50% de los fumadores(18,138).

Preparación: También llamada etapa de “Determinación”. El fumador tiene intención de empezar el proceso de cambio y piensa ponerlo en marcha a lo largo del mes siguiente. A menudo ha tratado de abandonar la conducta adictiva en el transcurso de los últimos 12 meses. Estas personas suelen tener un plan. En esta etapa se encuentran el 15% de los fumadores(20,138).

Acción: Es cuando la persona lleva a cabo el cambio, es decir, cuando deja de fumar. Consiste en los primeros 6 meses en los que el fumador está abandonando la conducta adictiva. Para que se dé esta etapa, se asume que se produce la abstinencia y se mantiene un tiempo mínimo (dejar de fumar al menos 24 horas).

Mantenimiento: Se consideraría a partir del 6° mes en que el fumador ha dejado de fumar y se mantiene abstinente. Cuando la persona lleva 12 meses sin fumar, adquiere la consideración de ex fumador. Cuando el ex fumador reconoce el peligro que representaría recaer en la conducta adictiva y toma medidas para evitado. Algunos autores hablan de la etapa de finalización, cuando el ex fumador ya lleva más de 5 años abstinente(24,138).

Recaída: La persona vuelve a realizar la conducta adictiva que había cambiado o estaba en proceso de cambiar, “vuelve a fumar”. Tras esto, el fumador vuelve a una etapa anterior; El objetivo del método DíaD es motivar y consolar a la persona, para que la regresión se dé en una etapa lo más cercana posible a la acción.

¿En qué etapa te encuentras según este modelo? Si piensas dejar de fumar, fija una fecha y establece un plan con el método DíaD, que te conduzca a la etapa de preparación. La etapa de preparación es la mejor para empezar.