COVID-19. LA INFORMACIÓN ES PODER

Cuanto mas sepas sobre la amenaza que te atemoriza, menos atemorizado estarás.

El nuevo coronavirus (SARS-Co-2 o COVID-19) es una amenaza seria actual que se ha expandido por el mundo en pocos meses, ocasionando muchas complicaciones en diferentes ámbitos de la sociedad, que van mas allá del problema sanitario y económico; y el balance definitivo aún está por verse. Con las nuevas tecnologías se han difundido muchos bulos sobre este virus. Al ser esta pandemia, un problema emergente de los últimos meses, los datos estadísticos presentados están sujetos a constantes cambios.

La tasa de mortalidad (TM)

La tasa de mortalidad (TM) del COVID-19 varia según el país, aunque se trate del mismo virus, cada país tiene diferentes protocolos de cuarentena, diferentes niveles de sofisticación de asistencia médica, diferentes características demográficas y diferente cultura.

La TM del COVID-19 para la población general es del 2-3%. Estudios recientes muestran que la TM es mucho más alta en personas mayores de 60 años (6,3%), siendo para mayores de 80 años del 14,8%. En el caso de países con una gran población envejecida, como España, Italia, la TM es mayor. Mientras que en personas menores de 40 años la TM es del 0.2%

Sabemos que partir de los 60 años el sistema inmunológico comienza a deteriorarse, proceso conocido como inmunosenescencia. Lo que explica una TM alta en este grupo de edad. La TM también es alta en aquellas personas con alteraciones inmunológicas, cáncer, diabetes, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), fumadores, enfermedad cardiovascular o hipertensión; que aquellos sin antecedentes médicos crónicos preexistentes.

La importancia del uso de mascarillas

El coronavirus se transmite por el contacto con personas infectadas, a través de la inhalación de gotitas de saliva, aerosoles y de secreciones respiratorias cargadas de virus, que se mantienen suspendidas en el aire, cuando la persona portadora del COVID-19, habla, tose o estornuda (un fuerte estornudo puede llegar hasta 7-8 metros). O al tocar una superficie contaminada con secreciones, saliva, sangre, heces, etc., y luego cuando se lleva la mano a las membranas mucosas con receptor ACE2, presentes en la boca, nariz o ojos, por lo que es importante el muy frecuente lavado de manos durante al menos 20 segundos. El COVID-19 no puede entrar al organismo por la piel.

Las gotitas de saliva viajan 1-2 metros desde la persona que las emite y caen a tierra. Por otro lado el aerosol permanece suspendido en el aire y puede alcanzar distancias mayores. Esto quiere decir que en habitaciones cerradas con gente y ascensores podría acumularse el virus, si personas infectadas permanecen algún tiempo. Una investigación del New England Journal of Medicine demostró que el virus puede resistir en aerosol hasta tres horas, aunque su cantidad se reduce a la mitad en una hora.

En los hospitales con muchos pacientes sometidos a ventilación mecánica y en los quirófanos con los métodos modernos de cauterización eléctrica podría dispersarse también con aerosol.

La mascarilla no quita el riesgo de exposición del virus, pero si disminuye la carga viral recibida o emitida, principalmente para los sanitarios que tratan pacientes en ambientes cerrados. Además todos los países que lograron buena curva epidemiológica utilizaron entre otras medidas mascarillas de forma masiva. Por lo que es posible que llevar la mascarilla sea tan eficaz o más que mantener la distancia de seguridad de dos metros entre las personas.

Las pruebas

La PCR

La PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa) es una técnica muy sensible y específica, que se realiza en los laboratorios de microbiología para el diagnóstico de diversas enfermedades infecciosas. Por estos motivos, actualmente la es la técnica diagnóstica de referencia. La PCR detecta el material genético (ARN) viral del COVID-19 en muestras de secreciones respiratorias, en pacientes con síntomas compatibles con la enfermedad. Su realización tarda aproximadamente 6 horas; aunque con el incremento de la demanda puede tardar 24 horas.

La PCR tiene una sensibilidad del 63% para el hisopado nasal, y del 93% para el lavado broncoalveolar. La sensibilidad diagnostica para el COVID-19 es cercana al 100% cuando se combina la técnica de hisopado nasal con pruebas de imagen (TAC de tórax: patrón clásico de vidrio esmerilado).

Test rápidos

La utilización de test rápidos de detección del COVID-19 ofrece la posibilidad de aumentar las capacidades diagnósticas de la Seguridad Social. Las pruebas rápidas de detección del COVID-19 permiten obtener resultados en 15 minutos y tienen un formato fácil de utilizar por parte del personal sanitario. Este test serológico no distingue entre IgM e IgG y solo mide la aparición de anticuerpos totales.

Este test ha demostrado una especificidad del 100% y una sensibilidad del 64% cuando se aplica en pacientes sin tener en cuenta el tiempo de evolución de la enfermedad; siendo de alrededor del 80% en pacientes con más de 7 días de evolución.

Los costes para ambos tipos de Test en los centros privados están sujetos a la oferta y demanda; aunque para la Seguridad Social el precio de los Test rápidos es de 46 euros y el del PCR es de 130 euros, y se realizan gratuitamente con prescripción del facultativo.

Referencias bibliográficas: 

1) Informe Bulos sobre coronavirus 2020, Carlos Mateos, Coordinador del instituto SaludsinBulos, Ministerio de Sanidad, @Salud PublicaEs.

2) Rothan HA, Byrareddy SN. The epidemiology and pathogenesis of coronavirus disease (COVID-19) outbreak. J Autoimmun. 2020: 102433. DOI: 10.1016/j.jaut.2020.102433.

3) Li F, Li W, Farzan M, Harrison SC. Structure of SARS coronavirus spike receptor-binding domain complexed with receptor. Science. 2005; 309(5742): 1864-8.

4) The Incubation Period of Coronavirus Disease 2019 (COVID-19) From Publicly Reported Confirmed Cases: Estimation and Aplication. Lauer SA et al. Ann Inten Med 2020 Mar 10.

5) Chen Y, Liu Q, Guo D. Coronaviruses: genome structure, replication, and pathogenesis. J Med Virol. 2020. DOI: 10.1002/jmv.25681

6) Lai CC, Shih TP, Ko WC, Tang HJ, Hsueh PR. Severe acute respiratory síndrome coronavirus 2 (SARS-CoV-2) and coronavirus disease-2019 (COVID-19): The epidemic and the challenges. Int J Antimicrob Agents. 2020: 105924. DOI: 10.1016/j.ijantimicag.2020.105924

7) ECDC. Situation update worldwide, as of March 19 2020. https://www.ecdc.europa.eu/en/…. Accessed March 19, 2020.

8) Han Q, Lin Q, Jin S, You L. Recent insights into 2019-nCoV: a brief but comprehensive review. J Infect. 2020. pii: S0163-4453(20)30087-6. DOI: 10.1016/j.jinf.2020.02.010.

9) Emami A, Javanmaddi F, pirbonyen N, Akbari A, Prevalence of Underlying Diseases in Hospitalized Patients with COVID-19: a Systematic Review and Meta-Analysis. Arch Acad Emerg Med. 2020 Mar 24;8 (1): e35. eCollection 2020. PMID: 32232218.

10) Constantine I. Vardavas, Katerina Nikitara, COVID-19 and smoking: A systematic review of the evidence, March 2020, vol. 18,

11) Khot WY, Nadkar MY. The 2019 Novel Coronavirus Outbreak–A Global Threat. J Assoc Physicians India. 2020;68(3):67. PMID: 32138488.

12) Wenling Wang, Yanli Xu, Ruqin Gao, Detection of SARS-CoV-2 in Different Types of Clinical Specimens.JAMA. 2020 Mar 11: e203786. Published online

Dejar un comentario

Libros destacados

Boletín informativo

Asegúrate de no perderte nada