Terapia de sustitución

Tratamiento recomendado para fumadores de 10-20 cigarrillos/día.

https://www.diadmbe.es/wp-content/uploads/2018/08/IMPRIMIR-152x47.png

Chicles a escoger entre 2 y 4 mg.

¿Fumas menos de un paquete al día? Prueba los chicles de 2 mg.

¿Fumas más de un paquete al día? Prueba los chicles de 4 mg.

Duración del tratamiento: 2-3 meses

Posología: Según tiempo medio entre cigarrillo y cigarrillo o cuando tengas ganas de fumar. Mastica entre 8-12 chicles/día, máximo 24 chicles/día. No usar regularmente por más de 6 meses.

Pauta para el abandono del uso del chicle: Reducir un chicle cada 3 días a partir de la quinta semana de tratamiento.

¿Cómo utilizar los chicles de nicotina?

  • Empieza a utilizar los chicles el día en que comiences a reducir tu consumo o dejes de fumar, mastica un pedazo de chicle cada 1 ó 2 horas. Utiliza más chicle cuando te sientas tenso o te veas en el límite de tus fuerzas. Lleva el chicle contigo todo el tiempo. No uses al día más de 24 pedazos de los de 2mg, o más de 20 pedazos de los de 4 mg.
  • Mastica cada pedazo de chicle despacio. “No” lo mastiques como el chicle común. Mastícalo hasta sentir su sabor o hasta sentir un hormigueo en la boca. Entonces, deja de masticarlo y colócalo entre la mejilla y las encías hasta que el sabor picante o el hormigueo desaparezcan. Después, comienza a masticarlo de nuevo lentamente. Tira el pedazo de chicle después de 20 ó 30 minutos.
  • Espera unos 30 minutos después de comer o beber para usar el chicle. Tomar líquidos mientras se utiliza el chicle reduce la cantidad de nicotina que el cuerpo puede absorber.
  • El masticar el chicle con mucha fuerza, muy rápido o por largo tiempo, y el tragar demasiada nicotina, pueden causar una sensación de ardor en la boca o garganta, hipo, molestias estomacales o gases. Si esto ocurre, tira el chicle, espera 15 minutos y luego toma un nuevo pedazo y, alterna entre masticarlo lentamente y colócalo entre la mejilla y las encías. Consulta con el médico cualquier pregunta que tengas sobre estos u otros efectos secundarios.
  • Se puede utilizar con otros tratamientos (parches).
  • Sigue las indicaciones que vienen con los chicles o el consejo de tu medico sobre cuánto tiempo debes usarlo. Empiezan a reducir el uso después de 5 semanas. Trata de eliminar el chicle entre el tercer y sexto mes.
  • No interrumpas el tratamiento, aunque hayan desaparecido las ganas de fumar.
  • No interrumpas el tratamiento si tienes una recaída. “Vuelve al camino de tu abstinencia inmediatamente”.

Efectos secundarios:

Mal sabor, irritación de garganta, llagas en la boca, hipo, náusea, molestias en las mandíbulas, palpitaciones aceleradas.

 

Contraindicaciones:

Embarazo, lactancia, alergia al fármaco, infarto agudo de miocardio reciente, arritmias graves, angina de pecho inestable, insuficiencia cardiaca, ataques isquémicos cerebrales transitorios.

https://www.diadmbe.es/wp-content/uploads/2018/08/IMPRIMIR-152x47.png

Caramelos a escoger entre 2 y 4 mg.

¿Fumas menos de un paquete al día? Prueba los caramelos de 2 mg. ¿Fumas más de un paquete al día? Prueba los caramelos de 4 mg.

 

Duración del tratamiento: 3 meses.

Posología: La dosis recomendada es un caramelo cada una o dos horas durante seis semanas (dosis máxima diaria: quince caramelos), luego un caramelo cada dos o cuatro horas entre siete y nueve semanas y, finalmente, un caramelo cada cuatro u ocho horas entre diez y doce semanas.

 

¿Cómo utilizar los caramelos de nicotina?

  • Debes dejar de fumar completamente cuando comiences la terapia con los caramelos.
  • Utiliza más caramelo cuando te sientas tenso o te veas en el límite de tus fuerzas. Lleva el caramelo contigo todo el tiempo.
  • No comas, ni bebas, 15 minutos antes de usar los caramelos (algunas bebidas pueden reducir la efectividad).
  • Chupa el caramelo hasta que se disuelva. No muerdas o mastiques el caramelo como si fuera un chicle, ni tampoco te lo tragues.
  • No uses más de cinco caramelos en seis horas, o más de 15 caramelos, en total, por día.
  • Deja de usar los caramelos después de 12 semanas. Si después de este tiempo, sientes que necesitas usarlos todavía, consulta a tu médico.
  • No uses los caramelos de nicotina para chupar si continúas fumando, masticando tabaco, o cualquier otro producto que contenga nicotina (por ejemplo: el parche de nicotina o chicles de nicotina).
  • No interrumpas el tratamiento, aunque hayan desaparecido las ganas de fumar.
  • No interrumpas el tratamiento si tienes una recaída. “Vuelve al camino de tu abstinencia inmediatamente”.

 

Efectos secundarios:

Problemas para dormir, nausea, hipo, tos, acidez estomacal, dolor de cabeza, flatulencia (gases).

 

Contraindicaciones:

Embarazo, lactancia, alergia al fármaco, infarto agudo de miocardio reciente, arritmias graves, angina de pecho inestable, insuficiencia cardiaca, ataques isquémicos cerebrales transitorios.

https://www.diadmbe.es/wp-content/uploads/2018/08/IMPRIMIR-152x47.png


A escoger parche de 16 horas o parche de 24 horas.

Duración del tratamiento: 2-3 meses.

Posología: Según la corpulencia de la persona, la mayoría de los fumadores deben empezar usando un parche de máxima concentración (15-22 mg de nicotina) diariamente durante ocho semanas y, después un parche de menor concentración (5-14 mg de nicotina) por otras cuatro semanas. Por ejemplo:

¿Fumas menos de un paquete al día? 

Durante 8 semanas: Parche de 15 mg./16 horas

De 2 a 4 semanas: Parche de 10 mg./16 horas

De 2 a 4 semanas: Parche de 5 mg./16 horas

 

¿Fumas más de un paquete al día? 

Durante 12 semanas: Parche de 15 mg./24 horas

De 2 a 4 semanas: Parche de 10 mg./24 horas

De 2 a 4 semanas: Parche de 5 mg./24 horas

Parches de 16 horas: Póntelo por la mañana y quítatelo por la noche.

Parches de 24 horas: Póntelo por la noche y cámbialo por otro a las 24 horas (si tienes dolor de cabeza con el parche de 24 horas, póntelo por la mañana y quítatelo por la noche).

 

¿Cómo utilizar los parches de nicotina?

 

  • Lávate las manos.
  • Utiliza un parche nuevo todos los días. No te saltes ningún día. Asegúrate de comprar parches antes de que se te agoten los que tengas.
  • Colócate el parche en un lugar seco, sin heridas, sin pelo y, por encima de la cintura. Si eres mujer no te lo coloques en el pecho.
  • No te pongas el parche en el mismo sitio todos los días (siete días de descanso para repetir el mismo sitio), colócalo en diferentes partes de tu cuerpo. Es normal tener algún enrojecimiento o picazón en la zona en donde estuvo el parche, aún 24 horas después de haberlo retirado. Si observas un sarpullido o una inflamación por todo el cuerpo, quítate el parche, lava la zona donde estaba colocado y llama al médico. En estos casos pude resultar muy útil cambiar la marca de los parches.
  • No te quites el parche para ducharte, hacer deporte o cualquier otra actividad.
  • Si se cae, colócalo de nuevo con un esparadrapo.
  • No cortes el parche.
  • Si estas usando parches de 24 horas y, tienes problemas para dormir o tienes sueños extraños, consulta con tu medico sobre la posibilidad de quitarte el parche por las noches.
  • Debes consultar con el médico si sientes dolores de cabeza, trastornos estomacales o cualquier otro efecto secundario.
  • No interrumpas el tratamiento si tienes una recaída. “Vuelve al camino de tu abstinencia inmediatamente”. Si continúas fumando, quítate el parche y comunícate con tu médico.
  • No interrumpas el tratamiento, aunque hayan desaparecido las ganas de fumar.

Efectos secundarios:

Irritaciones de la piel, tales como enrojecimiento y picazón, mareos, palpitaciones aceleradas, dificultades para dormir o sueños inusuales, dolor de cabeza, náusea, vómitos, rigidez y dolor muscular.

Medidas a tomar contra los efectos secundarios:

  • Intenta con una marca de parches diferentes, si ocurre irritación de la piel.
  • Reduce la cantidad de nicotina usando parches de dosis más baja.
  • Las dificultades para dormir pueden ser temporales y, suelen desaparecer al cabo de 3 o 4 días. Si no es así (y estas utilizando parches de 24 horas), intenta cambiar a parches de 16 horas.
  • Deja de usar parches e intenta una terapia diferente de sustitución con nicotina.

Contraindicaciones:

Embarazo, lactancia, dermatitis atópica y crónica, alergia al fármaco, infarto agudo de miocardio reciente, arritmias graves, angina de pecho inestable, insuficiencia cardiaca, ataques isquémicos cerebrales transitorios.

https://www.diadmbe.es/wp-content/uploads/2018/08/IMPRIMIR-152x47.png

El inhalador usa cartuchos de nicotina que proporcionan aproximadamente 20 minutos de inhalaciones, o aproximadamente 80 bocanadas profundas o cerca de 300 bocanadas ligeras. El inhalador lo prefieren los fumadores que necesitan tener algo que sustituya al cigarrillo tanto en la mano como en la boca.

 

Duración del tratamiento:

 

El tratamiento recomendado es de 3 meses y, si es necesario, se hace una reducción gradual durante las siguientes 6 a 12 semanas. El tratamiento total no debe exceder seis meses.

 

Posología:

 

Semana 1-6: Realizar 1 ó 2 pulverizaciones cuando aparezca el deseo de fumar. Si tras una pulverización no se controla el deseo de fumar en unos minutos, aplica una segunda pulverización. Si se necesitan dos pulverizaciones, las siguientes aplicaciones también tendrán que ser de dos pulverizaciones consecutivas. Para la mayoría de los fumadores esto supone 1 ó 2 pulverizaciones cada 30-60 minutos.

 

Por ejemplo: Si fumas una media de 15 cigarrillos por día, se deben aplicar 1-2 pulverizaciones al menos 15 veces al día. No usar más de 2 pulverizaciones de una vez o 4 pulverizaciones por hora. La dosis máxima es de 64 pulverizaciones durante 16 horas en un periodo de un día.

 

Semana 7-9: Comenzar a reducir el número de pulverizaciones por día. Al final de la novena semana, debes estar usando la mitad de las pulverizaciones que has estado usando hasta la semana 6.

 

Semana 10-12: Continuar reduciendo el número de pulverizaciones al día, hasta que no uses más de 4 pulverizaciones al día durante la semana 12. Cuando se hayan reducido las pulverizaciones, hasta 2-4 pulverizaciones al día, se debe dejar de usar el inhalador nasal.

 

¿Cómo utilizar el inhalador de nicotina?

 

  • Lávate las manos.
  • Sujeta el inhalador entre los dedos y colócalo en la boca sin que toque los labios, pulsa el botón para administrar una o dos dosis. Cuando pulses el botón, no respires para evitar que el contenido vaya a los pulmones, tampoco tragues saliva durante unos segundos. Cuando inhalas o aspiras a través de la boquilla, la nicotina se convierte en vapor y es absorbida por la boca y la garganta.
  • Al principio, debes usar el inhalador más tiempo y más a menudo para ayudarte a controlar el deseo intenso de volver a fumar un cigarrillo. Comparado con un cigarrillo, el inhalador libera menos nicotina por bocanada.
  • El médico pude ajustar el número de cartucho del inhalador que vas a utilizar durante las primeras semanas. La mayoría de las personas que tuvieron éxito en las investigaciones realizadas, usaron entre 6 y 16 cartuchos al día. El mayor efecto se obtuvo con la inhalación frecuente y continua (bocanadas profundas o de 20 minutos) (25). Cuando tu cuerpo se adapte a estar sin fumar, el médico te dirá si debes dejar de usar el inhalador o reducir lentamente su uso. No utilices más de 16 cartuchos cada día a menos que tú medico así lo indique.
  • No interrumpas el tratamiento si tienes una recaída. “Vuelve al camino de tu abstinencia inmediatamente”.
  • No interrumpas el tratamiento, aunque hayan desaparecido las ganas de fumar.
  • Consulta el folleto informativo (prospecto) que bien en el envase para informarte sobre cualquier programa de apoyo que pueda ofrecer el fabricante.

 

Efectos secundarios:

 

Tos, irritación de boca o garganta, problemas estomacales.

 

Contraindicaciones:

 

Embarazo, lactancia, alergia al fármaco, infarto agudo de miocardio reciente, arritmias graves, angina de pecho inestable, insuficiencia cardiaca, ataques isquémicos cerebrales transitorios.