Fármacos de segunda línea F2

Tratamiento recomendado para fumadores de más de 20 cigarrillos/día o en caso de recaídas.

https://www.diadmbe.es/wp-content/uploads/2018/08/IMPRIMIR-152x47.png

El Bupropion (Anfetamina) disminuye el deseo de fumar, los síntomas derivados del síndrome de abstinencia y la tasa de recaídas en los fumadores crónicos. Así mismo hace que sea menor la ganancia de peso que se asocia con el abandono del tabaco, tanto a corto como a largo plazo (58).

Duración del tratamiento: 2-3 meses.

Posología: El tratamiento debe iniciarse con una dosis diaria única de 150 mg (al levantarse), que ha de mantenerse durante los seis primeros días. A continuación, debe pasarse a la pauta estándar de 150 mg dos veces al día, separadas ambas tomas al menos por 8 horas. Dado que el efecto adverso más frecuente es el insomnio, con el fin de minimizar la posible aparición de este trastorno, la administración del comprimido nocturno puede adelantarse algunas horas (antes de las 17 horas) para evitar el insomnio cerca de la hora de acostarse.

Recomendaciones:

  • Debes seguir cuidadosamente las indicaciones de tu médico, ante cualquier duda o posible efecto secundario, consulta con tu médico.
  • Bupropión debe comenzar a administrarse dos semanas antes de la fecha fijada para abandonar el tabaco, “el día D”, ya que se necesita ese tiempo al menos para que el fármaco alcance unos niveles plasmáticos estables y sea plenamente eficaz.
  • Si te has olvidado una pastilla, no te tomes dos juntas, ni una entre horas por si acaso.
  • No interrumpas el tratamiento aunque hayan desaparecido las ganas de fumar.
  • No interrumpas el tratamiento si tienes una recaída. “Vuelve al camino de tu abstinencia inmediatamente”.
  • Evita el alcohol con este tratamiento. Debe usarse con cautela en fumadores que beben grandes cantidades de alcohol o presentan anorexia o bulimia.

Efectos secundarios:

Los efectos secundarios más comunes incluyen dificultad para dormir, agitación o ansiedad, boca seca y dolor de cabeza.

Contraindicaciones:

No debe ser usado por nadie con historia de epilepsia, o por quien tenga probabilidad de sufrir convulsiones (debido a una grave lesión o golpe en la cabeza ocurridos previamente). No hay pruebas de que cause daño durante el embarazo y la lactancia.

https://www.diadmbe.es/wp-content/uploads/2018/08/IMPRIMIR-152x47.png

La Vareniclina (Champix) es el medicamento más reciente desarrollado específicamente para ayudar a los fumadores a dejar de fumar. Varios estudios han reportado que la Vareniclina puede incluso más que duplicar las probabilidades de dejar de fumar (49).

Duración del tratamiento: 3 meses

Posología:

Iniciar el tratamiento con Vareniclina siete días antes del día D. Durante la primera semana, podrás seguir fumando.

Del día uno al día tres: 1 comprimido de 0,5 mg. por la mañana después de desayunar.

Del día cuatro al día siete: 1 comprimido de 0,5 mg. cada 12 horas (desayuno/cena).

A partir del día ocho: Dejar de fumar y tomar 1 comprimido de 1 mg. cada 12 horas.

Recomendaciones:

  • Debes seguir cuidadosamente las indicaciones de tu médico. Pide una revisión a los 7, 15 y 21 días de iniciado el tratamiento con Vareniclina.
  • Si tienes alteraciones del estado de ánimo o de la conducta después de iniciado el tratamiento con Vareniclina, consulta con tu médico.
  • No conducir vehículos o maquinaria peligrosa durante 14 días de iniciado el tratamiento con Vareniclina(49).
  • Siempre tomar con el estómago lleno y después de beber un vaso de agua grande.
  • No interrumpas el tratamiento, aunque hayan desaparecido las ganas de fumar.
  • No interrumpas el tratamiento si tienes una recaída. “Vuelve al camino de tu abstinencia inmediatamente”.

Efectos secundarios:

Dolores de cabeza, náuseas, vómitos, problemas para dormir, sueños inusuales, alteraciones del estado de ánimo o de la conducta, flatulencia (gases) y cambios en el gusto (sabor).

Contraindicaciones:

Personas con: trastorno bipolar, esquizofrenia o con otra patología psiquiátrica grave (36).

En pilotos de aviones y choferes profesionales (36).

No hay pruebas de que cause daño durante el embarazo y la lactancia.